Los Columpios y sus Beneficios están al Alcance de Todos

  En la sociedad actual parece que los chicos solo saben jugar con dispositivos electrónicos, modernos, los cuales hacen que pasen más tiempo dentro del hogar, y muchas veces sin moverse dando pie al sedentarismo y por ende a la obesidad infantil, que es uno de los problemas que está afectando cada día más esta era; dejando así a un lado la conexión con la naturaleza, nadar, practicar algún deporte, ejercitarse, jugar y correr con una pelota.

  El columpio es un juego al aire libre, que es de gran ayuda para el crecimiento y desarrollo integral en los niños ya que le ayuda a desarrollar el equilibrio, fortaleciendo también la confianza en sí mismo y perdiendo  el miedo que se siente al montarse, tomando las cadenas con las manos y al balancear los pies se puede sentir el aumento de la velocidad y disminución de la misma; así se reflejan los movimientos que realiza el cuerpo y las piernas para estabilizarse.

   Columpiarse y balancearse mejora la capacidad motriz y el dominio espacial, ya que sirve para que el niño se ejercite y fortalezca los músculos de los brazos y las piernas; también ayuda a fortalecer el cuello, la espalda y corrige malas posturas y logra mantenerse derecho.

  En los columpios se aprende a socializar y a compartir con otros niños; también a respetar turnos, teniendo en cuenta las apetencias de los demás; favorece el trabajo en equipo. Estos juegos van desde competir a quien se mece más rápido o más alto, pasando por los relevos cuando uno empuja y el otro se balancea, fomentando su imaginación y autonomía, y teniendo como resultado que sean chicos más creativos, ya que ponen la mente y la imaginación a volar, siendo más centrados, felices y con un mayor y mejor aprendizaje.

   Se pueden instalar hasta en el jardín de una casa por ser el columpio cómodo ya que no ocupan tanto espacio a la hora de instalar, gracias a que ofrece muchos beneficios para los niños es aconsejable adquirir uno o llevarlos con más frecuencia al parque más cercano a tu hogar para sacarle el mejor provecho que ofrecen estos.

   Montarse en los columpios significa diversión, felicidad y salud para los niños y están al alcance de todos.